Origen.

ATTAC es un movimiento internacional que nació para denunciar la dictadura de los mercados y la especulación financiera. Desde hace más de dos décadas trabajamos con la ciudadanía para buscar las alternativas sociales, ecológicas y democráticas que permitan construir un mundo más justo. En todo este tiempo la globalización ha creado su propio estado supranacional, el cual dispone de una constelación de organismos no elegidos (FMI, Banco Mundial, OMC, etc.) que hablan con una sola voz para exaltar las virtudes del mercado y tienen más poder que los Parlamentos y organismos democráticos de cada país.

Hemos denunciado la falta de control y regulación de los movimientos de capitales, la existencia de las guaridas fiscales, las políticas impositivas que favorecen a las grandes fortunas y fomentan la desproporción de los sueldos millonarios de los directivos, la sobreexplotación de los recursos naturales, la inseguridad ambiental generada por determinados sectores industriales, el desinterés por la reducción y reciclaje de residuos y la privatización continua y creciente de los bienes y servicios públicos para convertirlos en mercancías objeto de sustanciosos negocios.

Desarrollamos nuestra labor a través de varias herramientas: estudio e investigación, emprendimiento de acciones legales, presión política,  formación ciudadana y movilización social. Somos una organización independiente, sin financiación de ningún partido, empresa ni entidad pública o privada. No buscamos el gobierno sino la toma de conciencia y la movilización de las mayorías sociales, además del cambio cultural como parte integrante de la acción política de una ciudadanía plural que expresa sus anhelos de libertad, igualdad y solidaridad, y que se propone construir un mundo en el que todos los seres humanos podamos habitar dignamente. 

En estos tiempos de cambios y transformaciones prestamos mucha atención al deterioro de la sociedad y del planeta, al rumbo del modelo neoliberal en el que vivimos y al reto social, político, económico, ecológico y climático que tenemos por delante en las próximas décadas. 

ATTAC lucha por desarmar los mercados financieros, lo que supone una prioridad para devolver el poder de decisión a la ciudadanía, ofreciéndole un espacio de reflexión y debate democrático que impulse la acción política transformadora.

Colaboramos con otros muchos movimientos sociales que, a escala mundial y local, luchan por hacer posible otro mundo centrado en la emancipación social, la defensa de la igualdad de género, de la diversidad cultural y de la respetuosa convivencia con la naturaleza. 

En definitiva, queremos convocar a cuantas personas deseen incorporarse a las acciones cívicas que promoveremos desde ATTAC España para aportar a las múltiples redes locales, nacionales e internacionales nuestro grano de arena en la lucha por un mundo mejor. 

Este llamamiento está en consonancia con lo establecido en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre al supremo recurso a la rebelión contra la tiranía y la opresión, incluidas las ejercidas por los mercados financieros contra la inmensa mayoría de la población.

Se trata de decidir conjuntamente sobre nuestro presente y fututo.

Otro mundo es posible y necesario.