Skip to content

Attac exige que Ferrovial sea penalizada por trasladar su sede a los Países Bajos

Ferrovial traslada su sede social a Países Bajos ¿Por qué? Porque es legal y porque le conviene a los propietarios y a sus directivos que también son grandes accionistas. Pero el problema de fondo es la competencia fiscal global y, en concreto en Europa, pues al reducir los ingresos de los estados constituye una lacra para la Unión y un peligro para la viabilidad de las democracias y los estados del Bienestar en el espacio europeo.

El problema del fraude fiscal no es nuevo y en Attac llevamos décadas denunciándolo. Las soluciones son bien conocidas y solo hay que tener la voluntad política de aplicarlas. Pero si no terminan de acometerse es, nadie lo duda, porque no les interesa a las compañías multinacionales y a las grandes fortunas, que tienen suficiente poder para hacer prevalecer sus intereses.

Pero si queremos que haya presupuesto suficiente para que se puedan mantener la sanidad, las pensiones, la educación, la dependencia y otros servicios públicos básicos, las empresas multinacionales y las grandes fortunas tienen que pagar los impuestos que les corresponden, sin que la ingeniería fiscal les permita mediante la «elusión fiscal» (que a diferencia de la evasión es todavía legal) reducir su contribución fiscal al mínimo, gracias a la competencia fiscal y a las «guaridas fiscales» (mal llamados «paraísos»).

Es imprescindible y urgente erradicar la competencia fiscal entre países y acabar con las guaridas fiscales, para lo que necesitaríamos impuestos globales y un tipo impositivo único para las multinacionales, estén donde estén.

«Attac propone a los partidos, organizaciones y colectivos sociales exigir explícitamente que las entidades que trasladen su sede fiscal fuera de España hacia países fiscalmente sospechosos, devuelvan las subvenciones recibidas y sean además penalizadas, por ejemplo, quedando excluidas de poder licitar en los contratos ofertados por la Administración pública española.»

Pero para evitar la alarma social que produce que empresas como Ferrovial y otras que sigan su ejemplo se lleven su sede a una guarida fiscal y otros espacios de baja o nula tributación, Attac propone a los partidos, organizaciones y colectivos sociales exigir explícitamente que las entidades que trasladen su sede fiscal fuera de España hacia países fiscalmente sospechosos, como es el caso de los Países Bajos y Luxemburgo entre otros muchos, devuelvan las subvenciones recibidas y sean además penalizadas, por ejemplo, quedando excluidas de poder licitar en los contratos ofertados por la Administración pública española.

Es cierto que se trata esta última de una propuesta que puede no ser compatible con el actual derecho comunitario, ya que por tratarse de empresas europeas pueden licitar en todos los países de la UE. Pero si es asumida por una gran mayoría social podría convertirse en la bandera de un potente clamor ciudadano que acelere el fin del fraude fiscal generalizado.

Observatorio de Justicia Fiscal y Financiera Global. ATTAC España.

3 de marzo de 2023

ATTAC España, no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.