No sé si por incompetencia o por deshonestidad, pero lo cierto es que las decisiones que vienen tomando los responsables de la Comisión Europea están produciendo ventajas y beneficios de todo tipo a Estados Unidos (y, lo que es todavía peor, incluso a Rusia y China) y unos costes abrumadores…...