El extremismo violento y las estrategias de transición ecosocial no violentas representarían maneras opuestas de afrontar la satisfacción de las necesidades fundamentales hoy. Unas violentas y excluyentes, otras que entienden que un futuro ecosocial (justo, democrático y sostenible) no puede basarse en la satisfacción de las necesidades de unas personas…...