Mientras el cambio climático se convierte en una preocupación global, los partidos de ultraderecha comienzan a incorporar la política verde a su visión etnonacionalista. La misma Le Pen ha sostenido que la preocupación por el clima es esencialmente nacionalista. A los que son «nómadas», dijo, «no les importa el ambiente;…...