Fernando Luengo El pensamiento conservador quiere convencernos de que conservar, rescatar o subvencionar a las grandes empresas es bueno para toda la sociedad. Según estos, ganan sus trabajadores con salarios más elevados, puestos de trabajo más sólidos y dividendos más suculentos para los accionistas. Al ampliarse el mercado, otras empresas…...