Carlos S. Mato. La clave era que pagásemos todas y todos, pero sin que la gente fuera consciente. Y para eso, Luis De Guindos, a martillazos, cuadró el círculo. Ponemos el dinero, pero sin que se note. Tras la decisión de Eurostat, los 35.000 millones de euros que están todavía…...