629563814
secretaria@attac.es

Noticias

Comunicado de ATTAC España ante la sentencia del “Procés”

ATTAC es una organización que trabaja en el campo de la Justicia Económica y Fiscal y tiene entre sus objetivos la acción ciudadana, por lo que no puede quedar al margen de los acontecimientos que tienen lugar en otros ámbitos, máxime si afectan al activismo como herramienta de cambio y mejora de nuestra sociedad.

Ayer 14 de octubre se hizo pública una sentencia que debiera conmover a todo aquel que tenga valores democráticos y que abogue por una sociedad justa, en la que la disidencia y la protesta pacífica no sea perseguida.

Nuestro Tribunal Supremo impuso condenas de entre 9 y 13 años además de inhabilitación para miembros del Gobierno y Parlamento catalán y condenas de 9 años para dos líderes sociales por encabezar unas manifestaciones, que reconoce de carácter pacífico.

Los encausados catalanes fueron a parar al Tribunal Supremo en vez de al TSJC como correspondía, porque fueron acusados de rebelión.  Sin embargo, la sentencia afirma que el proceso catalán no fue un golpe de estado, ni un plan violento que pretendiera la secesión de Catalunya, sino que pretendía presionar al Gobierno a pactar un referéndum como el escocés. Añade también que el independentismo es un movimiento de convicciones pacifistas.

La base de la argumentación judicial para semejantes condenas es la sedición, delito que nace en 1590 (Reino Unido, Advertencia sobre Escritos Sediciosos), pensado como una herramienta gubernamental para reprimir a sus oponentes ideológicos en una época en la que no existía el derecho a protesta, reunión o manifestación. Históricamente solo se ha castigado la sedición cuando ha habido violencia, uso de fuerza o intimidación directa.

La sentencia, en este caso, asocia la protesta pacífica al hecho de impedir resoluciones judiciales, es decir equipara la violencia activa a la resistencia pasiva. Para ATTAC esto es un peligroso antecedente para el activismo social, que utiliza la resistencia pasiva, la huelga y la desobediencia, siempre de forma pacífica, como método de reclamar derechos, impedir injusticias o resoluciones injustas como los desahucios, o llamar la atención sobre situaciones que afectan negativamente a la población como el caso del cambio climático.

Al utilizar la sedición de forma extensiva, el Tribunal Supremo ha aplicado unas penas que son muy superiores a otros delitos con violencia extrema como el homicidio que se castiga con penas de 10 a 15 años.

Desde ATTAC queremos mostrar nuestra indignación por una sentencia que supone un salto atrás en la jurisprudencia, en la democracia, y que puede presumir futuras penas de prisión de este calibre a quienes protesten pacíficamente, dejando abierta la puerta a mayores recortes de derechos fundamentales, ya de por si mermados desde la ley mordaza.

La democracia es mucho más que unas elecciones cada cuatro años, es participación activa de la ciudadanía, que con medios pacíficos puedan mostrar su desacuerdo con decisiones de los poderes del Estado. Si esa capacidad se recorta, nos traslada a todos y todas a tiempos oscuros donde nadie quiere volver.

Attac se compromete firmemente con la defensa de la democracia, y de la acción ciudadana pacífica para cambiar las desigualdades y las injusticias.

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los artículos que son responsabilidad de los autores de los mismos.

0