Skip to content

España: 30 años para reducir las emisiones de CO2 un… 5%

Antonio Barrero F. Publicado originalmente para Energías Renovables.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado hoy los datos preliminares de la serie 1990-2020 del Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero y otros Gases contaminantes. El Inventario, presentado hoy en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, concreta en 275,3 millones de toneladas de CO2 equivalente las emitidas a escala nacional en 2020, el año del Covid. Ello supone una disminución del 12,4% con respecto al registro de 2019, y sitúa el listón del año 2020 en un -5,2% con respecto al de 1990 y casi 38 puntos por debajo (-37,8%) del registro de 2005. El impacto de la pandemia es reconocido por el Ministerio como el causante de la caída de las emisiones de más de doce puntos registrada en 2020. La disminución de emisiones -explicita el Inventario- ha venido determinada «por la reducción del 19% en las emisiones en el transporte y por el descenso en la demanda de energía eléctrica del 5,5%». Los confinamientos y las restricciones a la movilidad ordenados por el Gobierno serían los responsables de esa caída. [Abajo, a la derecha, véase la clara caída de emisiones que registra la UE27 entre los años 1990 y 2019, que contrasta con la uve invertida de España, que deja el listón 2019 prácticamente a la misma altura que marcaba 30 años atrás. El gráfico ha sido extraído del recientemente presentado Perfil Ambiental de España 2020 (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) y emplea datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente].

Al menos una buena noticia (buena netamente) sí que recoge el Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero y otros Gases contaminantes 2020, y esa buena noticia es que a la reducción de las emisiones GEI del año pasado ciertamente también ha contribuido el aumento en la producción de energía renovable que España ha experimentado en 2020 (el 44% de toda la electricidad generada el año pasado en España salió de fuentes renovables, frente al 37,6% del año anterior, 2019). El año pasado destacaron el incremento (+23,9%) en la producción hidráulica y en la producción de solar fotovoltaica (+65,4%). Ese aumento además se ha visto acompañado de una menor producción de las centrales térmicas de ciclo combinado (que queman gas natural para producir electricidad). Estas han generado un 20,3% menos que en 2019, mientras que las centrales térmicas que queman carbón solo aportaron dos puntos (un 2%) a la cesta eléctrica nacional, lejísimos pues del 20% que supuso el carbón en 2015, solo cinco años atrás.

En cuanto a la industria, según el Inventario hoy publicado hay reducciones generalizadas en la mayoría de los sectores, lideradas por un descenso de la producción de aluminio primario y de la producción o transformación de metales no férreos. Todo ello se traduce en un descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria del 9,3%. También han contribuido a este descenso, aunque en menor medida, la caída de las emisiones en el uso de gases fluorados (-13%) y en el sector residuos (-0,5%).

Otros gases contaminantes
En lo tocante a las emisiones de otros gases contaminantes, el Inventario muestra que, a nivel nacional, para el año 2020, ascienden a 127 kilotoneladas de óxidos de azufre (SOx), 693 kt de óxidos de nitrógeno (NOx), 554 kt de compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVnm), 483 kt de amoniaco (NH₃) y 123 kt de material particulado inferior a 2,5 µm (PM2,5). El nivel de emisiones se ha reducido en 2020 con respecto a 2019, en la mayoría de los principales contaminantes atmosféricos: dióxido de nitrógeno, NOx (-15,1%), óxidos de azufre, SOx (-23,9 %), compuestos orgánicos volátiles no metánicos, COVnm (-5%) y partículas finas, PM2,5 (-5,6%). El NH₃ (amoníaco) es el único contaminante atmosférico cuyas emisiones han aumentado (+2,7%) con respecto a 2019.

De los cinco contaminantes atmosféricos con objetivos de reducción de emisiones, todos los contaminantes cumplen en el año 2020 con el compromiso de reducción fijado para España a excepción del NH₃. En 2020, las emisiones del NH₃ han aumentado un 0,7% en relación a las de 2005, cuando el compromiso fijado por la normativa comunitaria es de una reducción del 3%.

Óxidos de nitrógeno
Las emisiones de NOx en 2020 registraron un descenso del 15,1% respecto al año anterior. Este descenso estuvo fundamentalmente relacionado con una disminución del 21% en las emisiones debidas a la generación eléctrica. Fue un año extremadamente cálido y normal en cantidad de precipitación, lo que -según el Ministerio- explica, junto con las restricciones impuestas por la pandemia, la disminución en la demanda de energía eléctrica del 5,5%. El descenso en el uso de energías fósiles y el incremento de las energías renovables han favorecido también el descenso en las emisiones de este sector en 2020.

Por otro lado, las emisiones de NOx del transporte por carretera se redujeron en un 21%, a lo que contribuyeron las restricciones a la movilidad asociadas a la pandemia, «así como -sostiene el Ministerio- la continua mejora tecnológica del parque automovilístico».

Las emisiones de COVnm en 2020 disminuyeron cinco puntos a nivel nacional (-5%). Estas emisiones están fundamentalmente dominadas por el uso de disolventes (41,1% del global de las emisiones), y este grupo de actividades experimentó un descenso del 3,9%. Por otro lado, se han registrado disminuciones de las emisiones debidas al consumo de combustibles en los sectores residencial, comercial, institucional (-0,9%), que también tienen incidencia en la reducción de emisiones de COVnm.

Menos carbón que nunca
Las emisiones de SOx en 2020 disminuyeron casi veinticuatro puntos (-23,9%) debido a una fuerte disminución del consumo de carbón, que ha provocado el descenso del 54,8% en las emisiones en el sector de la generación eléctrica (que pasa de ser responsable de un 18,7% de las emisiones totales de este contaminante -el SOx- a nivel nacional a ser sólo un 11,1%). Otros descensos destacables, aunque menores en términos absolutos, son los de las industrias manufactureras y de la construcción (-17,2%) y la navegación doméstica (-37%).

Las emisiones de NH₃ en 2020, generadas en un 96,7% por las actividades agrícolas y ganaderas, aumentaron un 2,7% a nivel nacional respecto al año anterior, fundamentalmente por un incremento de los fertilizantes nitrogenados inorgánicos (incluye la fertilización con urea).

Las emisiones de PM₂ˌ₅en 2020 disminuyeron más de cinco puntos (-5,6%), debido, según el Ministerio, a las disminuciones registradas en los sectores de las industrias manufactureras y de la construcción (-10,5%) y del transporte por carretera (-21,8%). [Abajo, gráfico interactivo].

ATTAC España, no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.