Skip to content

Los beneficios de las vacunas de Moderna se canalizan a los paraísos fiscales

Artículo original publicado por SOMO en inglés

SOMO y WEMOS

El fabricante de vacunos Moderna está empleando estructuras de evasión de impuestos para trasladar sus ganancias a Suiza y al estado estadounidense de Delaware, según una investigación de SOMO en cooperación con Wemos. La unión Europea hizo a la compaña farmacéutica un pedido por valor de $10.300  millones de vacunas contra el coronavirus, mientras los Estados Unidos pidieron vacunas por valor de $ 7.500 millones. Así Moderna embolsará ganancias libres de impuestos de los golpes financiados con fondos públicos

Que Moderna se beneficie de la vacuna es indignante”, dice Vincent Kiezebrink, investigador de SOMO. “Como sociedad, pagamos tres veces: financiamos la investigación de desarrollo de vacunas; pagamos precios inflados para comprar esas vacunas; y luego Moderna utiliza estructuras impositivas para evitar los impuestos corporativos «.

Ruta fiscal a través de Suiza

Un contrato filtrado entre Moderna y la Comisión Europea muestra que los pagos por las vacunas ordenadas por la UE van a una subsidiaria recientemente establecida de Moderna en Basilea. Suiza es conocida por sus bajas tasas impositivas y sus acuerdos fiscales secretos. Debido a este secreto, es imposible saber exactamente cuántos impuestos paga Moderna en Suiza, pero al contabilizar sus ganancias en esta jurisdicción de impuestos bajos, es probable que Moderna pague poco en impuestos sobre los miles de millones de euros que puede ganar con la crisis del coronavirus.

Patentes en Delaware

Además, las patentes de la vacuna de Moderna están registradas en Delaware, (Estados unidos) un verdadero paraíso para las patentes. Delaware no grava los ingresos que provienen de activos intangibles, como las patentes. Es probable que gran parte de las ganancias obtenidas por Moderna se transfieran a Delaware a través del pago de regalías por el uso de patentes, donde se gravarán con una tasa baja.

Esto agrava los problemas de justicia económica existentes que afectan a la industria farmacéutica, ya que la tecnología para estas vacunas se desarrolló utilizando fondos públicos, y los precios a los que se venden las vacunas a los gobiernos de todo el mundo permiten a las empresas farmacéuticas obtener ganancias masivas.

Expectativas de ganancias en auge

Se han hecho pedidos de 1.500 millones de dosis de la vacuna Moderna para 2021 y 2022, con 460 millones de dosis para la UE y 500 millones para los EE. UU. Esto le costará a la Unión Europea $ 10.300 millones y a los Estados Unidos $ 7.500 millones. Se estima que la compañía generará unos $ 18.4 mil millones en ingresos por las ventas de vacunas contra el coronavirus solo en 2021.

SOMO calcula que el margen de beneficio de Moderna es del 44 por ciento por dosis, generando unos 8.000 millones de dólares en beneficios para 2021. A pesar de este alto margen, la empresa ha indicado que espera aumentar los precios de las vacunas una vez que termine la pandemia.

Traducido del inglés por Begoña Iñarra

ATTAC España, no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.