629563814
secretaria@attac.es

Noticias

Movimiento internacional por el clima planea acciones para presionar a gobiernos por el Acuerdo de París

ISAAdital

A 50 días de la Conferencia del Clima (COP-21), que se realizará en París [Francia], en diciembre de este año, la sociedad civil se reúne para presionar a los negociadores del acuerdo de París para que se asuman compromisos vinculantes. Es el momento de impulsar un movimiento climático a largo plazo y a escala planetaria.

Cerca de 500 activistas climáticos de diversos sectores –ONGs, movimientos sociales, sindicatos, grupos religiosos, asociaciones de jóvenes, grupos indígenas, campesinos y feministas– se encontraron, a comienzos de este mes de octubre, en la Universidad de Créteil, en París, para organizar las próximas movilizaciones por la justicia climática, con miras al acuerdo que se firmará durante la COP-21.

2015_10_capa_movimento_clima1_isa

Representantes de la sociedad civil de todo el mundo en Créteil exhiben pancarta: “Si no hacemos nada, nadie lo hará en nuestro lugar”.

Además de una agenda de acciones por el clima –entre las cuales se destaca, especialmente, la Marcha Mundial por el Clima, que se realizará el 28 y 29 de noviembre–, el resultado de ese encuentro fue la reafirmación del movimiento climático internacional, que aparece como actor político en las discusiones del Acuerdo de París.
(Sepa más sobre los antecedentes del movimiento climático internacional).

La presión a ser ejercida sobre el proceso de negociaciones fue uno de los principales ítems discutidos. “Hoy, si alguien me pide un pronóstico, diré que nada está ganado para la COP, pero todo es posible”, afirmó recientemente el presidente francés François Hollande, en la Asamblea General de la ONU. (Lea más).

“El evento de la sociedad civil y de movimientos sociales, en París, es fundamental porque es un paso para el establecimiento de una gran articulación mundial contra el modelo [fósil] hegemónico”, dijo Iara Pietricovsky, de la ONG brasilera Instituto de Estudios Socioeconómicos (Inesc), presente en el encuentro.

Para Alix Mazounie, de la Climate Action Network y de la Coalición Francesa por el Clima (Coalition Climat 21), París será un importante punto catalizador de la acción climática”. La Coalición Francesa por el Clima (Coalition Climat 21) es la actual plataforma de coordinación del movimiento climático internacional, que reúne a más de 130 organizaciones. Recibió el bastón de la articulación durante la COP-20, realizada en Lima, en Perú, en 2014, y lo pasará a Marruecos, después de la Conferencia. Marruecos será sede la COP-22. (Lea más)

“Sin movilización de la sociedad civil, no hay presión, y sin presión los gobiernos son incapaces de actuar más allá de sus propios intereses”, dice Juliette Rousseau, una de las responsables de la Coalición Francesa.

2015_10_movimento_clima2_isa

En el auditorio de la Universidad de Créteil, en París, 500 activistas climáticos debatieron la participación de la sociedad civil en la COP-21.

Sociedad civil unida 

El encuentro mostró a una sociedad civil unida que destacó el carácter pacífico de sus acciones y la diversidad de sus integrantes. Entre las causas que la articulación defiende se destacan el derecho al acceso a los recursos naturales de calidad, como agua, tierra, alimentos, y el compromiso de una revolución energética 100% renovable, que, además de ser limpia, necesita ser socialmente justa para todos.

Indígena de México habla durante la reunión de la Coalition, en Cretéil.

Indígena de México habla durante la reunión de la Coalition, en Cretéil.

“Hay gente, actualmente, que trabaja en procesos contaminadores y no podemos dejarlos de lado. El papel de los sindicatos es perseguir la ambición [en los compromisos climáticos], pero también mostrar solidaridad [con los trabajadores] en el proceso de transición”, dijo la líder sindical argentina Anabella Rosemberg, de la Confederación Internacional Sindical. Ella contó que el concepto de “transición justa” ya está en el texto base de la negociación, y se espera que sea confirmado en el acuerdo de París.

Marcha global por el clima: 28 y 29 de noviembre, y otras acciones

De París a Sidney [Australia], de Johannesburgo [Sudáfrica] a São Paulo, las grandes ciudades de todo el mundo están organizándose para la Marcha Global por el Clima. “Éste es el momento de construir un movimiento fuerte por la justicia climática. Nuestra propuesta es que las movilizaciones globales del 28 y 29 de noviembre sirvan para que, en la apertura de la COP-21, cada gobierno sepa que la sociedad civil de su país está ahí, de pie y vigilante”, afirmó Christophe Aguiton, militante de la ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana) y también integrante de la coordinación de la Coalición Francesa por el Clima.

En algunos países, la Marcha Global por el Clima será el sábado 28 de noviembre, y en otros, el domingo 29. Se pretende que todas las acciones de las diferentes ciudades del mundo estén conectadas unas con otras y compartan un mismo mensaje sobre el fin de las energías fósiles y la necesidad de un mundo que se mueva totalmente con energías renovables, a la vez que se pueda mostrar la diversidad de las luchas climáticas de cada lugar.

Las marchas están siendo planeadas con convocatorias y llamamientos, según la realidad de cada país. En el Líbano, por ejemplo, el foco será la crisis de los refugiados sirios; en Johannesburgo, la acción comenzará en el lugar donde el líder Nelson Mandela fue detenido por primera vez. En la República Democrática del Congo, donde las manifestaciones no están permitidas, las marchas serán sustituidas por varias actividades de sensibilización en centros educativos.

“El sentido de la movilización social, en este momento, es que para poder alcanzar los objetivos ambientales deben realizarse cambios en el sistema, y para eso necesitamos a todo el mundo, a personas comprometidas”, afirmó Lasse Bruun, coordinador de movilización global para la Climate Action Network (CAN), en São Paulo.

Además de la marcha mundial, habrá otra acción en París. Será el 12 de diciembre, día en que finaliza la COP-21. El lema será la “Última palabra” de la Conferencia, cuando la sociedad civil recuerde al mundo que los procesos de negociación por sí solos no resuelven el problema de la justicia climática, y que es necesaria una sociedad civil fuerte y activa, dispuesta a continuar la lucha.

La sociedad civil está organizando espacios de debate y de encuentros abiertos al público en general en la llamada “Zona de Acción Climática (ZAC)”, que se instalará en el Centro Cultural Centquatre (104) en París, entre el 7 y el 11 de diciembre. En los días 5 y 6 de ese mes, la sociedad civil también organiza el festival “Pueblo mundial de alternativas”, que será sede en Montreuil, suburbio de París, del Forum del Clima y de un mercado de los productos de la tierra. Se calcula que cerca de 40.000 personas visitarán esos espacios.

Los brasileros se preparan para marchar por el clima

En la Marcha Internacional por el Clima, que se realizará en diversas ciudades del mundo, se destaca la movilización en São Paulo. La idea de los organizadores es que se haga una concentración en espacio libre del MASP [Museo de Artes de São Paulo], en la Avenida Paulista. En un clima de mucha fiesta, grupos carnavalescos representarán temas como la energía, las florestas, los residuos, las ciudades, y presentarán soluciones. “En el caso de la energía, las soluciones serán la eólica y la solar. En el caso de las ciudades, entra el grupo en bicicletas, en el caso de los residuos, los propios catadores de basura”, explica Raquel Rosenberg, de la ONG brasilera Engajamundo, que participa activamente en la organización de las marchas. De allí, los grupos carnavalescos seguirán su marcha, acompañados por una batería de escola de samba, hasta el Auditorio del Parque del Ibirapuera, donde se realizará un gran show al aire libre.

Las marchas no sólo se realizarán en São Paulo sino también en casi todas las capitales brasileras. Ya adhirieron a la movilización ciudades como Fortaleza [Ceará], Río de Janeiro, Belo Horizonte [Minas Gerais], Salvador [Bahía], Curitiba [Paraná], Florianópolis [Santa Catarina] y Manaus [Amazonas], entre otras. Para la brasilera Iara Pietricovsky, todos los países y pueblos deben estar atentos y buscar caminos alternativos: “Brasil debe hacer lo mismo: reunir a sus movimientos y ciudadanos para cambiar el estado de cosas y conectarse con el movimiento mundial. Brasil tiene un papel fundamental en esta lucha”.

Agenda de la movilización de la sociedad civil por el clima

– 28-29 noviembre: Marcha Internacional por el Clima, en varias ciudades del mundo.
– 5-6 diciembre: Pueblo mundial de alternativas. (Vea https://alternatiba.eu/village-mondial-alternatives)
– 7-11 diciembre: Zona de Acción Climática (ZAC), en el “Centquatre”. (Vea http://www.104.fr/)
– 12 diciembre: movilización en París denominada “Última palabra” para exigir una mayor movilización por el clima.

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los artículos que son responsabilidad de los autores de los mismos.

0