La victoria de Boris Johnson demuestra la mistificación de la democracia, su falseamiento y lo fácil que es manipular al pueblo con los medios tecnológicos que hoy disponemos. Lo que han votado los ingleses tanto en el referéndum como en las legislativas va contra los intereses generales de los trabajadores…...