629563814
secretaria@attac.es

Noticias

Carta abierta a la Primera Ministra del Reino Unido:

Carolina Batista – ATTAC Canarias

7 de Octubre del 2016

Estimada Señora May,

He visto en las noticias una transcripción del discurso de la Señora Rudd en la Conferencia del Partido Conservador y le escribo para expresarle mi desacuerdo acerca de tal declaración de intenciones de su gobierno, así como sus comentarios sobre patriotismo. Soy una mujer con nacionalidad española, como puede leerse en mi carnet de identidad. Una ciudadana europea que supuestamente puede moverse a lo largo de la Unión Europea con libertad, como todos ustedes hacen. Sus pasaportes son piezas de papel, como los míos. Todos nosotros pudimos haber nacido en cualquier lugar de forma accidental: en algún continente o isla, donde fuese. No es algo que se pueda elegir.

Tengo la necesidad de decir que encontré sus palabras bastante desafortunadas. Culpar a los inmigrantes por ir a su país en busca de una vida mejor no es patriotismo. La mayoría de ellos generan riqueza y han hecho al Reino Unido lo que es hoy. En mi opinión, en vez de ser tan tajante, les debería estar más agradecida por su trabajo duro y dedicación. Algunos de ellos son la columna vertebral en el sistema público sanitario o en el servicio de cuidados a personas, algunos sirven los cafés de todos cada mañana, entregan comidas a la hora del mediodía, o limpian sus oficinas. Muchas personas deciden estudiar su idioma o matricularse en sus universidades. Los estudiantes de doctorado continúan como parte principal de los equipos de investigación, alcanzando importantes resultados para la Ciencia y la Tecnología. ¿A dónde va todo ese prestigio? No a sus nacionalidades de origen, sino a la suya. Además, ellos también contribuyen al país como pagadores de impuestos, así que pensiones y prestaciones no salen gratis. Simplemente, ellos han adquirido el mismo derecho que usted después de mucho tiempo trabajando duro en un desagradecido estado. Quizás usted no posea suficiente información sobre cómo de mal se pasa cuando trabajas muchas horas para, a final de mes, darte cuenta de que todos tus esfuerzos se fueron rápidamente para pagar alquiler, electricidad, agua y comida, cosas básicas sin las que nadie puede vivir.

Hay muchos problemas en este planeta: sobrepoblación, sobreexplotación de recursos, guerras, conflictos fronterizos, políticas de austeridad, efectos del cambio climático, pobreza y hambre, solo por citar algunos. Es injusto, así, ¿qué tienen que ver los trabajadores venidos de fuera con todo eso? Las personas tienen necesidades, necesidades básicas. No es fallo suyo si algunas empresas mantienen malas prácticas. Los problemas actuales no son únicamente británicos o de la Unión Europea. Si Gran Bretaña desea dar la vuelta a la presente situación global, quizás, es tiempo de empezar a dirigir una acción para cambiar la desigualdad entre países, por poner un ejemplo. Salarios bajos y peores condiciones laborales son la consecuencia de esta enorme debacle global.

Los humanos deben cambiar lo que la Humanidad está haciendo equivocadamente. Los gobiernos deberían actuar haciendo su parte. Los políticos elegidos para representarnos tienen la solución en sus manos. Desde mi punto de vista, los países ricos han hecho muy poco hasta el momento, dejando ambos asuntos, globales y regionales, en manos de la propia gente para que ellos mismos los resuelvan. Al mismo tiempo, hay desesperación, ansiedad por el futuro y ningún gobierno de los países económicamente mejor situados parece preocuparse.

Para acabar, me gustaría hacerle algunas preguntas: ¿De verdad cree en el eterno crecimiento económico? Como yo veo el mundo, eso no parece posible. Pero por encima de todo, ¿piensa que culpar a los migrantes es buena idea, porque las estadísticas no van acordes con lo esperado, en un obsesivo, insostenible y desigual crecimiento económico?

Esperando que reconsidere esas medidas restrictivas,

Carolina Batista

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los artículos que son responsabilidad de los autores de los mismos.

0