629563814
secretaria@attac.es

Noticias

Carta : Propuesta para el gobierno

Buenos días!!!

Hoy hay nuevo consejo de ministros para dar soluciones económicas. Bien, desde hace años el pueblo que lucha por los derechos sociales ya dio soluciones, una de ellas es la renta básica.

“Nadie sensato duda de la viabilidad económica tras conocer las cantidades destinadas al rescate a los bancos (60.000 millones de euros), el coste de los delitos de corrupción (90.000 millones anuales) o el ingente volumen del fraude fiscal (otros 90.000 millones), por poner solo tres ejemplos. Y es fácil de entender que la renta básica ha de ir acompañada de una reforma fiscal progresiva. Claro que hay dinero para la renta básica, el problema no es económico, es político.”

https://www.elsaltodiario.com/laplaza/siete-tesis-de-urgencia-sobre-la-renta-basica

Ya desde el 15M en 2011 se dio a conocer esta idea de renta básica que habían gestado varios colectivos, entre ellos los Campamentos de la Dignidad de Extremadura, Baladre o la FIM, después en marzo de 2014 se difundió en las Marchas por la Dignidad y en 2015 nació la Marea Básica, hasta llegar a 2018 en que se hizo la Marcha Básica contra el paro y la precariedad, que llegó a Madrid en estas mismas fechas, el 24 de marzo.

Claramente, la desigualdad e injusticia social y económica, la expulsión del sistema de millones de personas en edad de trabajar era ya una realidad visible en España antes de que nos visitara este virus “monárquico”; la pandemia sólo ha puesto en evidencia de forma descarnada todos los agujeros de este sistema capitalista: el destrozo y expolio de los servicios públicos esenciales, como son la sanidad, servicios sociales, educación, vivienda, soberanía alimentaria, banca, agua, energía, telecomunicaciones… Un sistema capitalista que muestra ahora más al desnudo su carácter criminal y asesino. ¿De verdad queremos que esto continúe así? En nuestra manos está la posibilidad de cambiarlo, en manos de todas y cada una de las personas que vivimos en este mundo indecente y suicida que hemos construido por acción u omisión.

La semana pasada, el colectivo ATTAC ya aportó medidas muy concretas para construir desde ya otra economía y por tanto otra sociedad, apelando a la responsabilidad ineludible del Gobierno de tomar medidas realmente transformadoras que protejan y beneficien a las mayorías sociales, en lugar de seguir favoreciendo a las grandes empresas y fortunas. No queremos donaciones y menos aún publicidad gratuita en los medios supuestamente públicos, queremos que los grandes empresarios, grandes tenedores de viviendas y grandes magnates (incluida la familia real y la iglesia católica), que son los grandes defraudadores de la hacienda pública y los grandes corruptores de cargos políticos, queremos que paguen sus impuestos, den condiciones dignas de trabajo a su personal tanto aquí como en los países donde explotan aún más a sus trabajadoras y pagan aún menos impuestos, y devuelvan al común, al erario público, lo que nos han robado a todas.

La renta básica es lógicamente la primera medida que propone ATTAC, pues es la única que “no deja atrás” a todas las personas en edad de trabajar que aún no han conseguido un empleo o que lo perdieron, a todas aquellas que trabajan sin contrato, a todas las personas autónomas que ni siquieran pueden demostrar si cumplen los requisitos que se les pide con el decreto del día 17, a todas las cooperativistas y pequeñas empresarias que no tienen los recursos ni la asesoría legal para solicitar las ayudas que ofreció ese decreto o que directamente van a quedar excluidas de los créditos bancarios avalados por el Estado, a todas las personas que hace ya mucho tiempo dejaron de percibir subsidios, a todas las que se quedaron sin hogar y quedaron invisibles fuera del mundo laboral y asistencial, a todas las personas que ahora añaden al dolor de ver morir a sus padres mayores la angustia de no contar siquiera con el alivio de parte de su pension de jubilación, a tanta y tanta gente que ya ha quedado atrás. Fuera de España se asombran de que nuestro país no haya quebrado estos años de duros recortes sociales habiendo prácticamente una cuarta parte de la población trabajadora en paro, claro, no conocen que la economía española se sostiene gracias al apoyo familiar y a la mal llamada economía “sumergida” que no es otra cosa que economía de supervivencia. Que no lo conozcan fuera es comprensible, pero que no lo sepamos aquí dentro y especialmente el Gobierno, es lamentable.

El movimiento feminista de estos últimos años ha señalado el camino: crear una economía de los cuidados, una economía donde cuidemos a las personas y al planeta, donde haya verdadera igualdad y justicia social. La naturaleza, los animalitos, las plantas, los mares y océanos, toda la Tierra se alegra estas semanas de poder por fin respirar, poder vivir libremente sin la angustia de ser atacada, poder ser en plenitud. Y ello gracias a que la humanidad ha parado y se ha recluido. Me pregunto: ¿no seremos nosotros los que sobramos aquí, y no los bosques que talamos o los animales que alegremente matamos? En realidad, nos hemos distanciado tanto de la madre Tierra que hemos perdido el sentido de pertenecer a ella, de ser una especie animal más de la naturaleza. En la vida, muchas veces necesitamos sufrir pruebas duras para llegar a ver lo que no queríamos o no sabíamos ver. Ahora tenemos una oportunidad magnífica para mirar, relacionar, reflexionar y compartir. 🙂 

Si queremos, claro que podemos, y en la unión está nuestra fuerza, caminemos juntas!!! 🙂

¡Hagamos saber al Gobierno nuestras exigencias!

0