629563814
secretaria@attac.es

Noticias

Declaración del Grupo de Amigos de Pueblos Indígenas

montage de rostros de diferentes pueblos indígenas.

para la protección de la salud, el bienestar y la subsistencia de los pueblos indígenas de todo el mundo a la luz de la pandemia mundial de COVID-19.

La pandemia mundial de COVID-19 tiene graves repercusiones en la salud, el bienestar y en los medios de subsistencia de todas las personas alrededor del mundo, particularmente, causa un efecto  negativo desproporcional en determinados grupos de personas. Los pueblos indígenas, que representan a más de 476 millones de personas en 90 países del mundo, se encuentran entre esos grupos de personas.

El Grupo de Amigos de Pueblos Indígenas está preocupado por los riesgos que, los pueblos indígenas, enfrentan tanto en las áreas urbanas como en las rurales, en particular por la salud y el bienestar de los ancianos, las personas con condiciones de salud delicada, personas con discapacidad, mujeres y, las niñas y los niños.

Hacemos un llamado a los Estados Miembros y al sistema de las Naciones Unidas para que protejan la salud y la vida de los pueblos indígenas y que, incluyan las necesidades específicas de los Pueblos Indígenas para hacer frente a la pandemia mundial de COVID-19, guiados por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, así como por las consideraciones emitidas por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales(UNDESA) a los gobiernos, las entidades de las Naciones Unidas, el sector privado y las organizaciones no gubernamentales con respecto a los pueblos indígenas y la pandemia mundial de COVID-19[1], y por la importante orientación que ha brindado la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otras agencias y organismos relevantes de la ONU.

Apoyamos firmemente los llamados a la protección de la salud y el bienestar de los pueblos indígenas realizados por la Presidenta del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas[2], el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas[3], el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas[4] y la FAO.[5]

A medida que la comunidad internacional responde a la evolución rápida de la situación pandémica de la COVID-19, resaltamos la importancia de proporcionar a los pueblos indígenas con información adecuada, accesible e información culturalmente apropiada, incluyendo el uso de lenguas indígenas; el involucrar e incluir a los pueblos indígenas en las medidas de respuesta; en asegurar el acceso a los medicamentos, las vacunas, el equipo médico[6] y la atención médica;en implementar medidas para prevenir, proteger y mitigar las consecuencias de todas las formas de violencia, especialmente aquellas en contra de las mujeres y las niñas indígenas y, en respetar los derechos humanos de pueblos los indígenas. También recomendamos proporcionar, según proceda, oportunidad a las  iniciativas dirigidas por indígenas.

Consideramos que la igualdad y la no discriminación deben ser la guía de las respuestas frente a la COVID-19, y los pueblos indígenas deben ser parte del diseño, la implementación y la evaluación de estas respuestas. La crisis de la COVID-19 no se puede resolver con las medidas de salud pública y de emergencia únicamente; todos los derechos humanos deben ser respetados y protegidos.

Por tanto, enfatizamos en que los esfuerzos de recuperación no deben pasar por alto las necesidades ni los derechos de los pueblos indígenas. Las ganancias del desarrollo logradas no deben revertirse, y los derechos deben ser respetados. A medida que el mundo se recupera de las consecuencias inmediatas sobre la salud relacionadas con la pandemia del COVID-19, y responde y enfrenta los impactos socioeconómicos, la comunidad internacional debe renovar la promesa de no dejar a nadie atrás.

***

El Grupo de Amigos de Pueblos Indígenas es un grupo multi-regional de 20 Estados, que incluye a Argentina, Australia, Brasil, Bolivia, Canadá, Colombia, Dinamarca, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estonia, Finlandia, Guatemala, México, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelanda, España, Paraguay y Perú.


[1] https://www.un.org/development/desa/indigenouspeoples/wp-content/uploads/sites/19/2020/04/COVID19_IP
_considerations.pdf

[2] https://www.un.org/development/desa/indigenous-peoples-es/wp-content/uploads/sites/34/2020/04/UNPFII-Chair-statement_COVID19.pdf

[3] http://unsr.vtaulicorpuz.org/site/index.php/es/entrevistas-y-prensa/322-covid19

[4] https://www.ohchr.org/en/issues/ipeoples/emrip/pages/emripindex.aspx

[5] http://www.fao.org/fileadmin/user_upload/faoweb/2020/Indigenous/Indigenous_Peoples_Unit_COVID-19_Statement_English.pdf

[6] https://undocs.org/en/A/RES/74/274

ATTAC no se identifica con las opiniones expresadas en los artículos que son responsabilidad de los autores de los mismos.

0